sábado, 17 de mayo de 2008

"Ítaca", de Konstantino Kavafis

Si vas a emprender el viaje hacia Ítaca,
pide que tu camino sea largo,
rico en experiencias, en conocimiento.
A Lestrigones y a Cíclopes,
o al airado Poseidón nunca temas,
no hallarás tales seres en tu ruta
si alto es tu pensamiento y limpia
la emoción de tu espíritu y tu cuerpo.
A Lestrigones y a Cíclopes,
ni al fiero Poseidón hallarás nunca,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no es tu alma quien ante ti los pone.

Pide que tu camino sea largo.
Que numerosas sean las mañanas de verano
en que con placer, felizmente
arribes a bahías nunca vistas;
detente en los emporios de Fenicia
y adquiere hermosas mercancías,
madreperla y coral, y ámbar y ébano,
perfumes deliciosos y diversos,
cuanto puedas invierte en voluptuosos y delicados perfumes;
visita muchas ciudades de Egipto
y con avidez aprende de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en la memoria.
Llegar allí es tu meta.
Mas no apresures el viaje.
Mejor que se extienda largos años;
y en tu vejez arribes a la isla
con cuanto hayas ganado en el camino,
sin esperar que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te regaló un hermoso viaje.
Sin ella el camino no hubieras emprendido.
Mas ninguna otra cosa puede darte.

Aunque pobre la encuentres, no te engañara Ítaca.
Rico en saber y en vida, como has vuelto,
comprendes ya qué significan las Ítacas.

4 comentarios:

Alu dijo...

Ya conocia este poema y es precioso, Ítaca en realidad viene a significar nuestro viaje en la vida, queremos que sea larga, que tenga dificultades para superarlas y sentirnos mejor con nosotros mismos. Queremos viajar, conocer otros mundos, vivir nuevas experiencias. Las ítacas son nuestros destinos, algo que queremos alcanzar pero todo a su debido tiempo. Poema precioso, me ha encantado que lo pusieras, no sabía que era de Kafka!

Un beso!
Buen finde!

Ulysses dijo...

Precioso poema, Ítaca es solo un pretexto, lo que importa es el viaje, es un verdadero himno a la vida.

Saludos

PS. Si quieres leer mas sobre Ítaca, ve mi post del 6/11/07

Postal dijo...

Me encanta ese poema. Y la canción que hizo Lluis Llach del mismo. :)

Por cierto, me gustó mucho la fábula/microrrelato que escribiste en la anterior entrada :)

Ladynere dijo...

Me encanta este poema, ya lo conocía y cada vez que lo leo me parece que incita más a viajar que a regresar...
unsaludo!