sábado, 9 de agosto de 2008

La soledad era esto

Decidió irse a la cama y leer hasta que las palabras atrajeran el sueño. Una vez acostada, tuvo un recuerdo, igualmente gratuito, para Gregorio Samsa, a quien tanto había amado en otro tiempo, y pensó que durante los últimos años también ella había sido un raro insecto que, al contrario del de Kafka, comenzaba a recuperar su antigua imagen antes de morir, antes de que los otros le mataran. El pensamiento consiguió excitarla, pues intuyó que si conseguía regresar de esa metamorfosis las cosas serían diferentes, pues habría salido de ella dotada de una fortaleza especial, de una sabiduría con la que quizá podría enfrentarse sin temor a los mecanismos del mundo o a quienes manejaban en beneficio propio, y contra ella, tales mecanismos.

Juan José Millás, La soledad era esto.

7 comentarios:

†Cath.Croft† dijo...

Me gusta como escribe este hombre, al menos, lo poco que he leido (esta vez gracias a ti y las demás gracias a Nuria), siempre carga de algún significado especial los textos y consigues apropiarte de ellos, es extraño, pero bueno, sé que tú me entiendes...

*Y mientras tanto, aprovecha un segundo de complicidad literaria para echar mano de la postal...*


xDDDD

marieta dijo...

Quiero leerme ese libro, el título me atrajo una cosa que no es ni normal... :)

¿Me lo recomiendas?

spence dijo...

el momento de ir a la cama es el de pensar las cosas más cojonudas que pensamos nunca.
por eso intento ir cada día a la cama

saludos, te leo

la rosa separada dijo...

Antes de dormir, en la cama casi siempre hago un ritual:
1. Leo.

2. Reflexiono sobre lo leído.

2.5. Encadeno pensamientos

3. Reflexiono y veo despierta un sueño.

4. Escribo, escribo hasta que mis ojos se cierran...

†Cath.Croft† dijo...

Justo ahora iba a actualizar... así que no vale ¬¬ xD

Alu dijo...

Me gusta, me gusta!

UN beso!

La Gata Coqueta dijo...

Al irse a la cama viene todo a la mente ¿porque sera? yo siempre hago recuento del día completo, y al rato a dormir.

Para mi los libros en la cama antes de dormir no existieron jamas ni existirán, me duermo nada más hacer lista.

Un abrazo gran amigo.