lunes, 5 de octubre de 2009

Del sentimiento trágico de la vida

“¿Y qué ha dejado Don Quijote?, diréis. Y os diré que se ha dejado a sí mismo y que un hombre, un hombre vivo y eterno, vale por todas las teorías y por todas las filosofías. Otros pueblos nos han dejado sobre todo instituciones, libros; nosotros hemos dejado almas. Santa Teresa vale por cualquier instituto, por cualquier Crítica de la razón pura.”

(Miguel de Unamuno, Del sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos)